martes, 11 de mayo de 2021

Averia en internet y movil

Una grave avería deja sin cobertura móvil e internet a varios municipios de todo el Bajo Aragón Histórico

Una excavadora provocó este lunes un corte de fibra de Telefónica dejando sin servicio a los vecinos a lo largo del día



Una avería en la red de telecomunicaciones este lunes provocó la caída de varios servicios de telefonía móvil e internet de diferentes operadoras. La incidencia tuvo lugar en un cable de fibra de Telefónica -según confirmó la propia compañía- mientras una excavadora se encontraba realizando obras. Al parecer el cable da servicio a todo el Bajo Aragón Histórico y afectó a lo largo del día a abonados de varias localidades del Bajo Aragón, Bajo Aragón Caspe, Matarraña, Bajo Martín y Andorra-Sierra de Arcos.

Se trataría de un cable de Telefónica a través del cual otros operadores ofrecen servicio de internet y telefonía móvil. De este modo los cortes se produjeron en localidades como Alcañiz, Alcorisa, La Codoñera, Valderrobres, Mazaleón, Albalate del Arzobispo, Calanda, Andorra, Alloza, Nonaspe y Fabara -incluso en municipios fuera del Bajo Aragón Histórico como Sástago- afectando en cada una de ellas a los usuarios de diferente manera. Algunos sufrieron fallos en la cobertura o en la conexión a internet y otros en ambos servicios.

El servicio comenzó a recuperarse alrededor de las 23.00 de este lunes en algunas localidades. Telefónica confirmó a última hora de la tarde a La COMARCA que estaba trabajando para recuperar el servicio cuanto antes.

PERIODICO : La Comarca

Dos " Nuevas Fotos de Urrea"

 Jesús Macipe me han dejado dos "nuevas fotos " de Urrea, siempre van apareciendo alguna que no habíamos visto, y estas son bastante viejas , en la primera de las cuales podemos ver como no existían los pinos del cabezo de Valdecara, se pueden apreciar bien las parideras al lado de la Iglesia, El Secano todavía sin construir, aunque este se ha construido recientemente, y los tejados todos con teja árabe, últimamente los colores negros o rojizos de las tejas han cambiado bastante.



En la otra foto vemos una exuberante vegetación del río y de  sus huertas, con un bien cuidado molino de aceite, que por su estado bien podría haber estado funcionando, La Muela sin alguna de sus casas con el pueblo al fondo.

Son fotos de nuestra historia, son historia de nuestro pueblo.

Toño






lunes, 10 de mayo de 2021

Una de esas canciones

Ya lo he dicho otras veces, el cabezo de Valdecara es mi preferido.
He pegado muchos pasos por él, desde que empece a cazar con mi padre desde muy pequeño, hasta después que que he estado cazando muchos años por esos barrancos que son los mas duros que hay en Urrea, también en estos últimos años  los he tenido que patear bastante, debido a que siempre que podía hacía pasar por sus hermosas sendas La Marcha Senderista, en fin que me conozco bien todos sus rincones.
En definitiva que me encanta este cabezo, ya os puse no hace mucho la parte baja, y ahora os pongo la parte alta, espero que lo disfrutéis.
Toño



                                          Video

 

sábado, 8 de mayo de 2021

Premios del I concurso infantil de Relatos Cortos


Urrea, Vinaceite y La Puebla se reparten los premios del I Concurso Infantil y Juvenil de Relatos Cortos de la Comarca

Juventud Bajo Martín recibe 89 redacciones en su primera convocatoria literaria. Desde el departamento continúan convocando actividades y talleres


Entrega de premios a Adrián Muñoz, Raquel Pequerul y Jéssica Lópes en la sede de la Comarca del Bajo Martín en un acto presidido por el presidente, Narciso Pérez; y la consejera de Juventud, Ana Guevara. / Juventud Bajo Martín

Un total de 89 trabajos recibió el departamento de Juventud Bajo Martín en la primera convocatoria del Concurso Infantil y Juvenil de Relatos Cortos. El éxito de participación anima a pensar en mantener esta cita que nació este año como conmemoración del Día del Libro sin actos multitudinarios.

Entre el 22 de marzo y el 22 de abril se emplazó a niños y niñas y jóvenes a participar en tres categoríasde las que ya se conocen las firmas ganadoras. El martes se entregaron los premios y regalos en un acto íntimo en la sede de la Comarca del Bajo Martín en Híjar.

En categoría Infantil 1 (1º, 2º y 3º de Educación Primaria) resultó ganador Adrián Muñoz Vallespín, de 8 años y de Urrea de Gaén, autor de ‘La aventura de Paco’. En Infantil 2 (4º, 5º y 6º de Educación Primaria) la ganadora fue Raquel Pequerul Ezquerra, de 12 años y natural de Vinaceite con su relato ‘La escritora’. El premio en Juvenil (1º, 2º, 3º y 4º de ESO y 1º y 2 de Bachillerato) se lo llevó Jéssica Lopes Álbarez, de 15 años y vecina de La Puebla de Híjar con ‘Dulces sueños’. Todos fueron premiados con un diploma y un libro, además de un teatro-guiñol en el caso de Adrián, varios juegos de mesa para Raquel y una tablet para Jéssica.

Han colaborado todos los centros educativos de la comarca desde donde se han hecho llegar los relatos para su lectura y votación.

PERIODICO: La Comarca

viernes, 7 de mayo de 2021

Anécdotas , El avión

     

EL AVIÓN


Corría el año1934, cuando en Urrea no había  coches , todo  el transporte se hacia con carros , y los desplazamientos , no eran como ahora que en  cinco minutos te presentas en el Regadío.

Entonces el trabajo más costoso estaba en el Regadío por lo que muchas familias decidieron irse a vivir allí y lo que en principio eran unos mases poco a poco se fueron haciendo casas y acabó siendo casi un pueblo, las gentes de este lugar se levantaban y ya tenían el trabajo en la puerta de casa, aunque todavía venían desde Urrea muchísima gente a trabajar, eso si tenían que levantarse una hora antes y luego tardaban otra hora para volver a su casa. El caso es que entre unos y otros el Regadío todos los días se llenaba de gente, había que contar que las mujeres también iban a ayudar en las faenas agrícolas, era época de recabar remolacha, poco se esperaban lo que iba a ocurrir en una mañana de 1934. 

Ya he dicho que en Urrea no había ni coches, ni mucho menos pasarían aviones, aunque alguno vieran pasar. Entonces apareció  un avión de estos que llevaban hélices por encima de las cabezas de todos aquellos que estaban por el Regadío. El aparato hacia un ruido raro  y echaba un poco de humo. Pasó por encima de las casas que había en la entrada del Puente de la Era, y encaró hacia las Cabañuelas. Toda la gente tenía puesta la vista en el avión. Intentó aterrizar en el campo que tengo encima de la cantera de Zabarda, pero no le debió de parecer bien al piloto y siguió hacia el Cardadal  allí aterrizó en una faja larga. Todos los del Regadío se movilizaron y fueron hasta el avión a ver que pasaba. Subió mucha gente, incluso gente de Híjar que estaban en los campos cercanos a los de Urrea. Entre los que subieron, estaban el Enrique y el Eugenio  que tendrían unos siete años, el Eugenio subió totalmente desnudo y descalzo hasta el Cardadal y cuando llegaron allí vieron ya el avión parado. Para frenar el avión llevaba, debía de ser en caso de emergencia, como una especie de brabán que se fue clavando en la tierra hasta quedar parado el aparato.





La gente que llevaba el avión ya estaban andando por debajo de él y no habían sufrido ningún daño. No iban más que seis o siete, entre ellos gente extranjera y, después de hablar con la buena gente del Regadío, el tío Gregorio “El Patatilla” subió con un burro y dos cantaras para llevarles agua.

Parece ser que aquel día el avión no pudo despegar y la gente extranjera que iban de pasajeros bajaron hasta el Regadío pasando por la torre “Gubierna”, pararon donde vivía la tía María la “Roya” y allí, como pudieron entenderse, les pidieron agua. La madre de la “Roya” los hizo pasar al patio y allí estuvieron refrescándose un buen rato, cuando iban a marchar uno de los extranjeros le dio a la madre de la tía “Roya” un pesetón, que la buena mujer llevó mucho tiempo en la faldriquera y lo iba enseñando a las gentes:

  • ¡Mira lo que me han dado los extranjeros!

Nadie me cuenta si volvieron al avión, pero yo he oído a alguien que ya no está entre nosotros, que los bajaron con un carro a La Puebla a coger el tren. 

Al día siguiente la madre de la tía “Roya” vino a cocer el pan a Urrea y a la vuelta en vez de ir a la torre “Gubierna” decidió ir con su  mula cargada de panes a ver el avión. Ya estaba llegando cuando pusieron los motores en marcha, la mula se esbarró y marcho de cara al Regadío a las cuatro uñas.  De los saltos que pegaba iban saliendo por los aires los panes, que la buena mujer tuvo que ir recogiendo hasta casa detrás de la mula. No sé si fue el piloto o tuvieron que llamar algún mecánico, el caso es que al día siguiente así como vino remontó el vuelo y se fue. 

Durante los días siguientes fue el tema de conversación en el Regadío y en Urrea y fue un día de entretenimiento para estos labradores.


Toño